La Red EQUO LGTB+ defiende una escuela laica, coeducadora, abierta a las familias y a la sociedad

En el Día Mundial de la Educación, es más necesario que nunca defender un modelo educativo integrador que garantice el derecho del alumnado a conocer el mundo que le rodea, incluyendo la diversidad sexual y de familias.

Frente al ruido mediático, es importante que se conozca la verdad sobre los programas de coeducación que imparten asociaciones en diversos lugares de nuestro territorio. La diversidad de familias y de orientaciones sexuales y de género no es “una ideología”, es una realidad que se presenta al alumnado de forma respetuosa.

Los programas de coeducación no están desarrollados por activistas como l@s que podemos estar redactando este comunicado, sino que  los desarrollan profesionales de la pedagogía que sitúan el respeto a los intereses del menor por encima de todo. En el caso de que una misma persona se dedique tanto al activismo como a la docencia sabe diferenciar a la perfección ambos ámbitos. Si alguien sostiene que esto no es así, le pedimos que aporte prueba verídicas.

El escrupuloso respeto a la esfera íntima del alumnado y el aprendizaje apoyado en la curiosidad de l@s niñ@s, más que en la imposición de contenidos, forman parte del modelo educativo defendido por EQUO, tanto en la educación en igualdad como en el resto de contenidos.

Las familias –padres, madres, herman@s, tutores…— tienen las puertas abiertas de la escuela defendida por EQUO. Las asambleas deben tener un papel crucial para que toda la comunidad educativa conozca los aprendizajes y se implique en ellos.

La educación en la tolerancia y la igualdad será una parte transversal de esos contenidos. ¡Tod@s sois bienvenid@s!